1960

    En este año se crea uno de los primeros grupos de teatro independiente, L´Escola Dramática, fundada por M. Aurelia Capmany y Ricard Salvat que estrenaron textos como El adefesio, de Alberti, y realizaron los primeros montajes en España de las obras de B. Brecht.


1961

    Nieva escribe sus obras El fandango asombroso y Nosferatu.

     Se publican nuevos artículos sobre su pintura: "Nieva, l´andalou: luxuriance picturales" en L´Express y "Francisco Nieva" en France-Observateur. En este último se puede leer: Il est facile de dètecter ici l´insistance du realisme baroque et expressioniste de l´art espagnol, avec les qualitès visionnaires qui lui sont progres .

    En Madrid, A. Sastre y José M. del Quinto fundan el Grupo de Teatro Realista, que estrenaría, entre otras obras, El Tintero, de Carlos Muñiz.


1962

    Redacta Nieva el primer esbozo de Pelo de tormenta, una obra que para mí ha sido una especie de guía. Allí desahogaba yo sin ninguna represión todo lo que se me ocurría y daba una imagen graciosa, grotesca, exagerada de una España báquica o dionisíaca .

     A. Buero Vallejo estrena El Concierto de San Oidivo. Lauro Olmo publica en la revista Primer Acto, La camisa, que será estrenada este mismo año.


1963 

    Nieva siente la necesidad de evadirse del mundo parisino y alquila una casa en Venecia gracias a su amistad con Octavio Paz. Recibe el premio Polignac, ex-aequo con los músicos Yehudi Menuhin y Nadia Boulanger.

    Se separa de su mujer y se traslada a Venecia, donde se siguen forjando sus ideas teatrales. Su estancia en esta ciudad fue, sobre todo, una acumulación de vivencias apasionadas.

    Venecia asentó definitivamente la idea del teatro nieviano como un teatro "gritado" y armonioso, de palabras punzadoras como los tacos de la vieja recadera; antirrealista furibundo y reclamador de una justicia por el placer o el dolor de lo atrevido .

    En Venecia conoció también el teatro experimental del "Living Theatre" que pretende una especie de síntesis entre las teorías de Artaud y Brecht. Pero Nieva encuentra ya su teatro suficientemente definido y a pesar de que parten de la misma base, sus caminos son distintos.


1964

    Por fin se decide a regresar a España. Alquila un estudio en la calle Nazaret de Madrid y lo decora con su escenografía teatral.

    Necesita un largo proceso para introducirse en el teatro español. Sus primeros trabajos comienzan como escenógrafo. Trabaja con José Luis Alonso en los decorados de El rey de muere, de Ionesco, en el teatro María Guerrero.

    Manuel Fraga Iribarne, que ha sido nombrado Ministro de Información y Turismo en 1.962, promulga la Orden Ministerial del 6-2-64 (B.O.E. 24-2-64) sobre normas para la censura del cine y del teatro.

    Concluye la redacción definitiva de El combate de Ópalos y Tasia.


1965 

    Nieva colabora también con Adolfo Marsillach creando las escenografías de Pigmalion, de Bernard Shaw, y de Después de la caída, de Arthur Miller, en el teatro Goya de Madrid.


1966

    Sigue la profusión de encargos escenográficos: La dama duende, de Calderón, en Nueva York y en Madrid; El zapato de raso, de P. Claudel: El burlador de Sevilla, de Tirso de Molina; El señor Adrián, de Arniches; varios trabajos de ópera y ballet en Italia, etc.

     Escribe también este año su obra teatral Es bueno no tener cabeza.

     A. Sastre escribe La taberna fantástica, que no será estrenada hasta 1.980.

     Los Goliardos estrenan Ceremonia para un negro asesinado, de Fernando Arrabal.


1967

     La Fundación Juan March concede a Nieva una beca para recorrer Europa y estudiar su teatro.

    Escribe El maravilloso catarro de lord Bashaville.

    Se presenta por primera vez el Festival de Teatro de Sitges, uno de los actos más importantes que sirvieron para aglutinar la nueva generación teatral española.


1968

    Pasa ocho meses en Alemania trabajando con Felsenstein en la preparación del ballet Cinderella, de Prokofiev, para la opera Cómica.

    La colaboración con Felsenstein fue muy fructífera para Nieva. Sólo Felsenstein, sólo él me encomendó parte de una labor dramatúrgica y de puesta en escena, cuando en mi país se me pedía únicamente que "decorase" .

    En Berlín se fecha su obra Corazón acelerado y en España, Caperucita y el otro.

    Adquiere uno de sus mayores éxitos con el montaje de Marat-Sade, de Peter Weiss, con Adolfo Marsillach y Antonio Malonda.

    De este año se considera la versión definitiva de Malditas sean Coronada y sus hijas.


 1969

    Durante este año se inicia en España como director de la puesta en escena con obras como La vida breve y El retablo de Maese Pedro, de Manuel de Falla; Pepita Jiménez, de Albéniz, y Los Fantásticos, de Tom Jones.

    Tamayo estrena Madre Coraje, de B. Brecht, según la puesta en escena del Berliner Ensemble.

    Durante su estancia en Roma, concluye la redacción del El rayo colgao, La carroza de plomo candente y La señora tártara, en unas condiciones mágicas y sorprendentes.


Página creada por Arturo Bodelón Alonso para Enrédate

arturo@bodelon.eu

©2017