OBRAS PUBLICADAS DESPUÉS DE LA OBRA COMPLETA

 El cíclope 

Comedia grotesca

    Tras la edición de la Obra Completa, en 2007, Nieva ha seguido deleitándonos con algunas obras teatrales tan mágicas y sorprendentes como las anteriores. En 2009, la colección “Teatro de papel” de la revista Primer Acto, publicó El cíclope, una comedia grotesca basada en la obra de Eurípides del mismo título.

    a obra de Nieva viene precedida de una introducción de José Monleón que, con el título de “Nieva, Eurípides y nosotros” explica algunas de las razones que, según su opinión, llevaron a Nieva a la reescritura de la obra original de Eurípides. Destaca Nieva la actualidad del texto de Eurípides y su vinculación con algunas de las realidades actuales. Por eso, su prólogo lleva el sugerente título de “Polifemo esta aquí”.

    Como en la adaptación de La paz, de Aristófanes, Nieva extrae del texto clásico las claves de un teatro de la culpa y la transgresión. El mito se convierte en la excusa para acercarse a la actualidad sin perder el tono de la ironía y de la parodia.

 No sé cómo decirlo

    Esta obra, publicada en 2010, indica cómo la capacidad creativa de Nieva mantiene todo su vigor y su fuerza. El monólogo inicial de Eutimia, el lenguaje entrecortado y surrealista, la fuerza de la expresión y la sorpresa de la acción son la base de una obra en la que la tragedia de la crueldad sale de los personajes y alcanza de lleno al espectador.

    Nieva dedica la obra a Antonin Artaud y con ello podemos ver cómo la originalidad creadora de nuestro autor es capaz de llevar a la práctica teatral las teorías expuestas por Artaud en sus diversos escritos.

TEATRO CALIENTE

    Nieva nos ha vuelto a sorprender con un conjunto de obras que son un ejemplo de la vitalidad que entraña todavía su capacidad creativa.

     Bajo el título genérico de Teatro Caliente, engloba Nieva siete obras teatrales:

  •        Toque de tinieblas
  •          Visitas a los monasterios
  •          El misterio de la bota cocida
  •          El increíble Robin
  •          No sé cómo decirlo
  •          El mozo temerario en el año del cólera
  •          Cabeza de Santa Catalina

    La edición está a cargo de Juan José Granda, uno de los mejores conocedores del teatro de Nieva, de quien ha montado como director varias obras y ha publicado varios estudios. En la introducción, Juanjo Granda afirma que estos personajes calientes no son del mundo que nos rodea, sino entes simbólicos que pertenecen a nuestro imaginario, se encuentran agazapados en las profundidades de nuestro cerebro, en nuestra alma; y el autor, con sus añagazas poéticas y su evidente llamada al escándalo y la crítica social, nos induce a reflexionar, sonreír y soñar con estos fantasmas escénicos, todos ellos víctimas de una tentación (2013, 8).

    Destacamos esa referencia al “escándalo” que hace Granda, como uno de los elementos más sorprendentes y atractivos de estas obras. Nieva suelta su pluma creativa por encima de convencionalismos pacatos, como ha hecho siempre en su teatro, pero esta vez ampliando el registro de lo tentador y provocativo.

    Pero si las obras esconden un mundo rico y sugerente, no lo es menos la “introducción” que escribe el propio Nieva, tanto al conjunto de las obras como la “nota previa” a cada una de ellas. La Breve analítica personal con que Nieva abre la edición es una maravillosa historia en la que la memoria se tiñe de nostalgia, magia y sueño para ponernos delante un mundo lleno de fantasmas tiernos, provocadores, juguetones, fascinantes…

    En El misterio de la bota cocida, por ejemplo, es un magnífico de ejemplo de cómo la riqueza del vocabulario sirve para expresar la fuerza de la atracción erótica.

    El increíble Robin está inspirada, como cuenta el propio Nieva, en un circunstancia personal que vivió a su llegada a París, en 1948.

    El mozo temerario en el año del cólera es un monólogo cuyo argumento está desarrollado en la novela Granada de las mil noches. Ignacio, el protagonista, nos va contando las imágenes de distintos personajes en Granada durante una epidemia de cólera. Lo original de esta obra radica en que cada uno de los cuadros contados por Ignacio se nos va mostrando en forma de proyecciones en el escenario por lo que las palabras del actor cobran vida por medio del cine.

    Pero la obra que mejor representa esta capacidad creativa de Nieva: viva, resuelta y fascinante, es Cabeza de Santa Catalina. Nieva la define como “tenebrismo satírico y fantástico”. El mundo mágico, sorprendente y misterioso que envuelve a Tadeo nos lleva a las claves del teatro de Nieva como exposición del camino iniciático para conocer el mundo. El teatro es el esencial escaparate en que, tras las sombras aparentes de la vida en una taberna llena de sorpresas, explota la vida de Bellaluz, erótica, sensual, mágica, mística y… eterna.

    Teatro caliente es un pilar más en el teatro español contemporáneo en el que Nieva ocupa el lugar más destacado. Por si no había quedado claro con su Obra Completa, estas siete obras nuevas corroboran con rotundidad que, hoy en día, Nieva es el mejor escritor de teatro español, no sólo por su lenguaje rico y atrevido sino, por la fuerza de su espectáculo teatral, como se ha puesto en evidencia en los montajes realizados. Junto con Valle Inclán, Lorca y Buero Vallejo constituye una de las cuatro columnas fundamentales del último teatro español.

Página creada por Arturo Bodelón Alonso para Enrédate

arturo@enredate.eu

©2017